ENTREGAS EN 48/72 HORAS EN ALIMENTACIÓN -- ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 50€ DE COMPRA
ENTREGAS EN 48/72 HORAS EN ALIMENTACIÓN -- ENVÍO GRATUITO A PARTIR DE 50€ DE COMPRA
Pan Sin Gluten

Pan Sin Gluten

 
PAN SIN GLUTEN


 

Ingredientes:

 

- 500 gr de preparado de harina sin gluten (Harina Mix-B preparado para pan Schar)

- 350 ml de agua (Agua alcalina Monchique)

- 10 gr de aceite de girasol (Aceite de Girasol Biocop BIO)

- 10 gr de sal (Sal Fina Medsalt)

- 10 gr de levadura fresca (Levadura Activa Bioreal)

 

 

Paso a Paso:

 

Comenzaremos mezclando en un recipiente el preparado de harina sin gluten, la levadura en polvo y la sal, que podremos encontrar en la sección de productos ecológicos. 

 

A continuación, añadimos el agua templada poco a poco e integramos con el resto de ingredientes hasta que obtengamos una masa uniforme sin grumos.

 

Una vez tengamos la masa lista, hacemos una bola con ella y dejamos reposar en un bol tapado con un paño húmedo.

 

Una vez que nuestra masa haya doblado su volumen, la amasamos de nuevo y comenzamos a darle forma a nuestro pan. En el caso de que queramos hacer varios panecillos es el momento de dividir nuestra masa.

 

A continuación, volvemos a dejar reposar nuestra barra o panecillos de nuevo hasta que aumenten nuevamente de tamaño. Es importante si hemos optado por hacer más de un pan dejar un espacio importante entre ellos ya que aumentarán notablemente de tamaño. Mientras tanto, podemos poner a precalentar el horno a 220ºC.

 

Cuando haya finalizado el segundo proceso de reposo, realizamos unos cortes en la parte superior de nuestro pan y lo rociamos con un vaporizador. Metemos el pan en el horno precalentado a 220ºC, pero bajamos la temperatura a 180ºC. Para mejorar el horneado, echaremos un vaso de agua en la bandeja inferior.

 

Es el momento de hornear el pan. Cuando veamos que comienza a dorarse y que, al darle unos golpecitos en la base suena a “hueco”, ¡ya tendremos nuestro pan listo para comer!

  

Como habéis podido comprobar, lo mejor de esta receta es que su elaboración es muy sencilla y no requiere mucho tiempo.

 

Tanto pequeños como mayores que no toleren el gluten podrán disfrutar del auténtico sabor del pan en familia.

 

En el caso de que nos sobre pan o hagamos “de más” en vista de almacenarlo para próximas ocasiones, lo ideal es cortarlo todo en rebanadas y guardarlo en el congelador en pequeñas bolsas de plástico. Para descongelarlo, lo más recomendable es dejarlo al aire. En el caso que nos corra prisa, podemos meterlo en el microondas e ir dándole pequeños golpes de calor, de unos pocos segundos, hasta que se descongele. Es conveniente envolver el pan en un par de servilletas húmedas para evitar que se reseque.

 


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Comment are moderated